Ok… se acabó Omega… ahora a tomar asiento y esperar aburridamente a que llegue Legend Of Sanctuary a latino-américa para poder decir “me vi Saint Seiya en todos los formatos”… ¡Desde ya se siente una eternidad!